1 de abril de 2009

Escribir


Escribo como escribo.
A veces deliberadamente mal
para que os llegue bien.

Gloria Fuertes.




Y escribo para amar, para que me amen.
Para estar viva. Para negar la despedida de Dios.
Para atarme a la locura, por si la razón me encuentra
y me seca del todo.
Para errar y deshacerme en cenizas.
Y resurgir en una vorágine de palabras
en erupción.
Y fundirme en perfecta simbiosis y sintaxis,
con esenciales elementos
que se antoja vitales: la Lengua y la Carne.
Rosario Troncoso
(Delirios y Mareas)