12 de agosto de 2010

Hoy vuelvo...

Hoy vuelvo a estar inquieto, a moverme del sofá al ordenador y de este al patio. Hoy vuelvo a mendigar un poco de sueño, y es que por mucho que me diga (a mi mismo) que he actuado para más personas y en un escenario mucho más grande no logro tranquilizar mis nervios. En estos momentos me arrepiento de haber aceptado la propuesta... pero en las anteriores también me arrepentí y siempre reincido. Un amigo me dijo que eso se debe a que la pasión por algo gana la batalla a la vergüenza o la timidez y creo que tiene razón.

2 comentarios:

María dijo...

La pasión en mucho más fuerte que la mayoría del resto de sentimientos.
Por eso reincides (menos mal)
Sigue haciéndolo por ti y pos los demás.
Un beso.

lidia dijo...

fuerte y claro...gracias!también agradezco que me sigas, en este período que llamo cortejo, ya que de pronto un día plufff parten y se llevan un buen pedazo mío...y ya no regresan...siempre es así...
gracias gracias gracias
lidia-la escriba