13 de julio de 2009

Imprescindible


Una efímera ilusión, empaña el espejo en el que me miro todas las mañanas - no querer salir, no querer vivir- pero me peino con resignación, ensayo sonrisas para parecer más vital y me pongo los baqueros de siempre (esos que puse hace dos días encima de la silla de mi cuarto), alargo la mano izquierda hasta tocar la primera camiseta que hay en el armario (intento que sea lo más colorida posible, para evitar habladurías).
Las llaves reposan encima del mueble de la entrada junto al periódico de hace una semana, con dificultad introduzco la lleve en la cerradura y mientras se me inundan los ojos con el recuerdo de mi madre salgo por la puerta.
Desde hace una semana las gafas de sol han sido como la ropa interior- imprescindibles- no quiero que me reconozcan, no quiero que me compadezcan, no quiero seguir así.

1 comentario:

Lulu... dijo...

A donde andabas???

Chamaquito no sabe que se le extraña??

Te siento muy triste y en mi blog no me daba actualizaciones del tuyo.

Sé lo que es el dolor del alma... Lucha no pares nunca, sonrie que la vida está aquí, esperando por ti para que la vivas y la disfrutes.

LLora las veces que sea necesario, pero al siguiente dia regalales tu mejor sonrisa, recuerda que siempre hay alguien que está en peores condiciones y sufriendo mucho más que Tú. Y tal vez necesiten de un abrazo, cariño y consuelo.
Si de algo te sirve, imagina que estas a mi lado, y yo te abrazaré muy fuerte y te digo quedito... Yo estoy aki contigo siempre.
Mil besos!